Italianos viven un “mayo negro” por sismos. (AP)
Italianos viven un “mayo negro” por sismos. (AP)

Unas 50 réplicas se sintieron entre ayer y hoy en la región italiana de Emilia Romaña, donde un terremoto –el segundo en menos de 10 días– dejó un saldo de al menos 17 muertos y 14,000 evacuados.

El "mayo negro" que ha vivido Italia causó en total 23 muertos, si se suman los seis del , 350 heridos y 14,000 personas en la calle, las cuales no quieren regresar a sus hogares por las continuas réplicas.

El Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología prevé más réplicas fuertes y no descarta nuevos terremotos como el del martes en la zona, lo que alimenta el miedo.

Al mediodía, los bomberos recuperaron en el cuerpo de un obrero atrapado bajo los escombros de una fábrica, la víctima número 17. La mayoría de los fallecidos son empleados que regresaban a las fábricas tras la pausa obligada por el primer sismo.

Unos once trabajadores perdieron la vida por el colapso de las edificaciones donde laboraban, lo que ha suscitado* polémicas sobre la ausencia de normas más severas* para la construcción de cobertizos industriales.

Los fiscales de anunciaron que abrieron una investigación judicial por el derrumbe de varias fábricas en esa zona, eje central de la pequeña y mediana empresa italiana. "La política nacional para la construcción de inmuebles industriales ha sido suicida", denunció el fiscal Vito Zincani.