Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Emotivo reencuentro. Simon Mairowitz de 85 años y su primo Morris Sana (87) han enternecido las redes sociales tras volverse a ver después de 75 años. El distanciamiento de los parientes se dio a causa de la .

Mairowitz y Sana nacieron y crecieron en Rumanía, sin embargo, fueron obligados a dejar su país natal luego que el levantamiento fascista tumbara el gobierno de turno en 1940, dándole entrada libre a los nazis. Los entonces niños se vieron obligados a dejar su tierra y huir junto a sus familias, pero por separado. Simon emigró al Reino Unido y Morris a Ra’anana (Israel).

El tiempo pasó, los niños crecieron y, al no tener mayor comunicación, ambos pensaron que el otro había fallecido en algún campo de concentración de Europa durante la Segunda Guerra Mundial, que se desarrolló entre 1939 y 1945. 75 años después, Leetal, la nieta de Morris Sana decidió buscar por redes sociales algún dato sobre aquel primo del que su abuelo nunca dejó de hablar.

La sorpresa llegó cuando Leetal descubrió que su tío estaba vivo y, luego de unas previas coordinaciones con los parientes de Simon, lograron agendar una reunión. El emotivo reencuentro fue protagonizado en Tel Aviv (Israel).

Durante el encuentro, ambos ancianos demostraron estar sumamente conmovidos. Morris, de 87 años, no soportó las lágrimas al ver a su primo, y se apresuró para darle un largo y emotivo abrazo. “Qué bueno verte después de tantos años. Tuve que esperar 75 años”, fueran algunas de las pocas frases que el hombre pudo pronunciar.

TAGS RELACIONADOS