(Reuters)
(Reuters)

Un vigilante de seguridad privada mató de un disparo a un judío en el de , al confundirlo con un extremista árabe, informó hoy el portavoz de la Policía, Mickey Rosenfeld.

El guardia aseguró que la víctima dijo "Allahu Akbar" (Alá es grande, en arábe) junto a los baños cercanos al Muro y que metió la mano en una bolsa, tras lo cual el agente abrió fuego.

"El hecho de que (la víctima) dijera 'Allahu Akbar' parece ser la razón por la que el vigilante recurrió a su arma y disparó varios tiros", afirmó Rosenfeld. Agunas de las personas que se encontraban rezando en la zona aseguraron haber escuchado hasta diez disparos.

Los musulmanes dicen "Allahu Akbar" antes de rezar o en diferentes momentos del día. El muecín también llama al rezo con esas mismas palabras desde la mezquita. Pero también muchos atacantes suicidas palestinos proclaman esa expresión antes de hacer estallar sus cinturones explosivos.

Según la prensa, la víctima era un persona conocida entre quienes acudían al muro por su extraño comportamiento.

"Siempre se comportaba de forma extraña. Todo el mundo le conocía. En una ocasión dijo que ahora era musulmán. Creo que el vigilante no le conocía", afirmó uno de los creyentes en declaraciones al diario Yediot Achronot.

"No entiendo por qué le dispararon", lamentó otro de los fieles judíos. "Todo el mundo le conocía y también su comportamiento. A menudo estaba nervioso. No es normal lo que pasó", afirmó al diario Times of Israel.