Bombardeos israelíes en la franja de Gaza han matado a 230 palestinos. (EFE)
Bombardeos israelíes en la franja de Gaza han matado a 230 palestinos. (EFE)

y el Hamas negocian un alto el fuego duradero para poner punto final a diez días de sangriento enfrentamiento en el enclave palestino de Gaza, que vivió algunas horas de respiro .

"Se están haciendo esfuerzos, pero no hay acuerdo por ahora", dijo a la AFP el portavoz del Hamas, Sami Abu Zuhri, quien calificó de "incorrectas" las informaciones de un alto responsable israelí según las cuales se había logrado un acuerdo de alto el fuego a partir del viernes.

En El Cairo, las autoridades egipcias que ejercen de mediadoras entre Israel y Hamas no podían de momento confirmar un acuerdo. Según Hazem Abou Shanab, un responsable del Fatah, el movimiento del presidente palestino Mahmud Abas, "hay algo en la mesa, pero no está cerrado".

El movimiento Hamas, que controla la , había rechazado a principios de semana una primera iniciativa de alto el fuego formulada por Egipto y aceptada por Israel.

Las reivindicaciones de la organización islamista no han cambiado, según sus dirigentes: el levantamiento del bloqueo de Gaza en vigor desde 2006, la apertura de la frontera con Egipto y la liberación de decenas de presos palestinos.

En el ámbito internacional, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, acusó el jueves a Israel de cometer un intento de "genocidio sistemático" contra los palestinos en la franja de Gaza, donde en bombardeos israelíes desde el 8 de julio.

"Asistimos a un genocidio sistemático cada Ramadán. Los países occidentales guardan silencio, al igual que el mundo islámico", dijo Erdogan durante un coloquio internacional de dignatarios musulmanes reunidos en Estambul. "Como aquellos que pierden sus vidas son palestinos, no quieren escuchar su voz", añadió.