Los dos médicos están  vacunados con tres dosis de Pfizer y presentan síntomas leves. (Foto: HAZEM BADER / AFP)
Los dos médicos están vacunados con tres dosis de Pfizer y presentan síntomas leves. (Foto: HAZEM BADER / AFP)

Dos doctores del hospital israelí Tel Hashomer elevaron hoy a cuatro los casos de la variante ómicron del COVID-19 identificados hasta el momento en Israel, que tiene cerradas sus fronteras y ha autorizado la vigilancia de los infectados por parte de los servicios de inteligencia.

Los dos nuevos casos fueron confirmados hoy por un portavoz del hospital, que precisó que uno de los doctores regresó la semana pasada al país tras un viaje al Reino Unido y luego contagió a su compañero.

Ambos están vacunados con tres dosis de Pfizer y presentan síntomas leves, agregó.

El primer caso de la nueva variante había sido identificado el pasado viernes por la mañana -una mujer llegada desde Malaui- y pocas horas después el Gobierno prohibió los vuelos desde y hacia casi toda África, con excepción de Egipto y el Magreb.

El segundo fue anunciado el domingo y detectado en una mujer que había llegado recientemente desde Sudáfrica.

Desde la medianoche del domingo rigen en el país severas medidas para frenar la propagación de la nueva cepa, incluyendo un cierre total de las fronteras a extranjeros.

Por otra parte, el Gobierno volvió a autorizar la vigilancia de los contagiados con esta variante por parte del servicio de inteligencia interior (Shin Bet), una medida que generó un fuerte debate interno en el país.

Con más de un 60 % de su población inoculada con dos dosis y más de un 40 % también con la de refuerzo, Israel registra desde hace casi dos meses cifras muy bajas de contagios y cuenta actualmente con 5.570 casos activos.

Fuente: EFE

VIDEO RECOMENDADO

Europa se cierra para protegerse de la variante del covid-19 detectada en Sudáfrica