La barrera está siendo construida en la zona de la playa de Zikim, adyacente a Gaza, y está diseñada para soportar el oleaje y tenerse en pie durante años. | Foto: EFE
La barrera está siendo construida en la zona de la playa de Zikim, adyacente a Gaza, y está diseñada para soportar el oleaje y tenerse en pie durante años. | Foto: EFE

La barrera submarina que construye para evitar cualquier tipo de infiltración desde Gaza avanza de manera paulatina y estaría terminada a finales de este año.

El ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, llamó este domingo a dicha barrera, un "espigón inexpugnable". "Nuestra capacidad antiterrorista en los alrededores de la Franja mejora cada día", declaró el ministro, que alabó la presteza con la que se están levantando tanto la barrera terrestre como la marina.

Cuando esté terminada, la valla submarina medirá 200 metros de largo, 50 de ancho y se levantará seis metros por encima del agua. El ministro precisó que sobre ese "espigón inexpugnable", habrá una infraestructura defensiva.

La barrera está siendo construida en la zona de la playa de Zikim, adyacente a Gaza, y está diseñada para soportar el oleaje y tenerse en pie durante años, dijo el ministro cuando su construcción comenzó a finales de mayo, según recogió el diario The Times of Israel.

La barrera tendrá tres niveles, uno subterráneo, otro de cemento armado y otro de alambre de espino. Toda ella estará a su vez protegida por otra valla de alambre.

La decisión de construir la barrera se tomó después de que cuatro hombres rana del comando naval de Hamás penetrasen durante la guerra de Gaza de 2014 en territorio israelí por el mar, frente al kibutz Zikim.

Llevaban consigo armas automáticas, granadas de fragmentación y explosivos que arrojaron contra un tanque israelí.

Todos los miembros del comando murieron en un ataque combinado del Ejército israelí por mar, tierra y aire, unos 40 minutos después de su entrada, en una acción militar después criticada por lenta e ineficaz.

Esta defensa marítima se añade a la barrera que Israel construye en el borde con Gaza desde 2016, de 60 kilómetros de largo y con sensores, que preven terminar a finales del año próximo.

Esta valla se extiende también bajo tierra, algunas docenas de metros -el Ejército no especifica cuántos- con el objetivo de detectar y destruir túneles que pretendan penetrar territorio israelí, según informó el Ejército.

Fuente: EFE

TAGS RELACIONADOS