Estado Islámico siembra el terror en Irak y Siria. (AP)
Estado Islámico siembra el terror en Irak y Siria. (AP)

(EFE) Washington busca disuadir del alistamiento en el (EI) con una campaña de contrapropaganda en las redes sociales con imágenes de las atrocidades cometidas por los yihadistas.

Con el título "Bienvenido a la tierra del Estado Islámico" y la intención de subrayar la naturaleza cruenta de las acciones de este grupo terrorista, en este video, elaborado por el , puede verse como se lanza a una persona por un precipicio o varias cabezas humanas sobre una repisa.

Las imágenes que recoge el video están extraídas de las grabaciones que el EI usa para reclutar militantes a través de las redes sociales, el mismo medio que escogió el Gobierno de Estados Unidos para contrarrestar el mensaje de los yihadistas.

El video empezó a emitirse este viernes en canales nacionales como la CNN e inmediatamente se convirtió en una fuente de debate. Pero la campaña a la que pertenece, "Think Again, Turn Away" ("Piénsalo de nuevo, date la vuelta") del Departamento de Estado comenzó hace un año en , , y un canal propio de .

ADVERTENCIA: Este video contiene imágenes que pueden herir susceptibilidades. (ThinkAgain TurnAway en YouTube)

Esta campaña de contrapropaganda está enfocada en evitar que musulmanes que viven en Estados Unidos –que la Administración considera un grupo vulnerable a los mensajes del EI– viajen a o para unirse a las filas de EI, como ya hicieron decenas ciudadanos del país, según estimaciones oficiales.

"Nuestra misión es exponer los hechos sobre los terroristas y su propaganda. No te dejes engañar por los que rompen familias y destruyen su patrimonio", explica el Departamento de Estado en la página de esta campaña en Facebook.

El polémico video que trascendió hoy muestra atentados bomba dentro de las mezquitas, exhibe asesinatos de musulmanes a manos del EI y termina con este mensaje: "El viaje no es caro, porque no necesitarás billete de vuelta".

La violencia explícita que muestra el video despertó críticas entre los analistas televisivos y en las redes sociales, donde muchos se preguntan si mostrar la naturaleza atroz de las acciones del EI tiene realmente un efecto disuasorio o, por el contrario, anima a potenciales combatientes.