El duque Enrique de Sussex con su uniforme militar en una ceremonia en 2014. (Foto: AFP)
El duque Enrique de Sussex con su uniforme militar en una ceremonia en 2014. (Foto: AFP)

El duque Enrique de Sussex está de vuelta en Buckingham para el funeral de su abuelo, el duque Felipe de Edimburgo, del próximo sábado 17 de abril. Durante los últimos días se especuló bastante sobre qué ropa llevaría y la posibilidad de que sobresaliera con ropa de civil mientras que el resto de su familia iría, por protocolo, vestidos con el uniforme militar. La reina Isabel II del Reino Unido ha zanjado el problema con una orden real.

MÁS INFORMACIÓN: El problema que tendrá que evitar Isabel II para no agravar la tensión entre Harry y Guillermo

Enrique de Sussex, que está en cuarentena en Frogmore Cottage, tras su viaje desde Estados Unidos, se presume que quería vestir el uniforme de su antiguo regimiento: los Blues and Royals. Sin embargo, como excapitán del Houshold Calvary, solo podría llevar por protocolo el traje con las medallas que se le hayan otorgado durante el desempeño de sus funciones en nombre de la reina Isabel II.

La reina Isabel II ha tomado presuntamente la decisión de liberar al duque Enrique de Sussex de cualquier bochorno ordenando que ningún uniforme militar se lucirá durante el funeral del duque de Edimburgo, confirmado por una fuente a The Sun: “lo que se cree ahora mismo es que no habrá uniformes”. Se espera el anuncio de una decisión definitiva de la monarca este jueves 15 de abril.

Una fuente cercana a la realeza comentó al citado diario que la Familia Real Británica esperaba que el funeral del príncipe Felipe de Edimburgo pasara “con dignidad” y no fuera “eclipsado por ningún espectáculo secundario”. “Todo el mundo lo ve como una oportunidad para reconectar. Uno podría esperar que esto fuera un primer paso positivo”, explicó la fuente.

Desde su llegada al Reino Unido, se cree que el príncipe Enrique de Sussex ha hablado con su hermano, el príncipe Guillermo de Cambridge, su padre Carlos de Gales, Eugenia en un intento de “aparcar cualquier disputa” antes del funeral de Felipe de Edimburgo, según informa el Daily Mail.