Isabel II del Reino Unido, devastada por la partida de Fergus, uno de los cachorros que recientemente le regalaron. (Foto: AFP)
Isabel II del Reino Unido, devastada por la partida de Fergus, uno de los cachorros que recientemente le regalaron. (Foto: AFP)

Aún no supera la reciente partida de su esposo, el príncipe , y la reina ya le ha tenido que decir adiós a otro miembro de su familia: Fergus, uno de los dos cachorros que hace apenas una semanas le regalaron para que le hicieran compañía mientras el duque de Edimburgo se encontraba hospitalizado.

MÁS INFORMACIÓN: Beatriz de York anuncia su embarazo el mismo día del aniversario de bodas de Enrique y Meghan

Pese a que Buckingham no ha querido hacer ninguna declaración al respecto, han sido los medios ingleses los que han confirmando la triste noticia explicando que la reina se siente “devastada” por esta pérdida. “Están siendo todo muy triste”, revela una fuente cercana a la familia real británica.

Llamado Fergus en honor a un tío de Isabel II del Reino Unido que murió en la primera Guerra Mundial llamado Fergus Bowes-Lyon; este dorgi, mezcla de las razas corgi y teckel, apenas tenía cinco meses de edad. Un aspecto que añade más dolor a esta inexplicable pérdida para la monarca.

Antes de que estos dos cachorros llegaran a su vida, la reina solo tenía a Candy, el único y en teoría último perro que iba a tener en su vida. Al menos así se lo había contado a su círculo cercano, a los que llegó a decir que no quería que le regalaran más perros porque no le gustaría dejarlos ‘huérfanos’.

Una idea que nunca se llegó a cumplir desde el momento en el que el desaparecido Fergus y el todavía vivo Muick llegaran a los jardines de Windsor para alegrar los días de soledad que la monarca sufrió confinada mientras su esposo, el príncipe Felipe, luchaba por su vida en un hospital de Londres.