Irán y potencias mundiales retomarían negociaciones nucleares en febrero. (Reuters)
Irán y potencias mundiales retomarían negociaciones nucleares en febrero. (Reuters)

y potencias mundiales retomarían las negociaciones sobre las ambiciones nucleares de la república islámica en febrero, poco después de que entre en vigencia un acuerdo preliminar de seis meses que restringe la actividad atómica de , dijo a la agencia Reuters una fuente diplomática.

El objetivo de la nueva ronda de conversaciones es encontrar una solución amplia a la disputa sobre el programa nuclear iraní que ya lleva una década, y aliviar el riesgo de que la desconfianza profundice las tensiones o los conflictos en Oriente Medio.

Las negociaciones, dirigidas por la jefa de Política Exterior de la Unión Europea (UE), , enfrentarán el desafío de definir un nivel de trabajo nuclear para Irán que permita despejar las dudas y preocupaciones de Occidente sobre posibles propósitos militares de Teherán.

A cambio, Irán quiere que los gobiernos de Estados Unidos y los países europeos pongan fin a décadas de dolorosas sanciones económicas contra la nación exportadora de petróleo.

La fuente diplomática dijo a Reuters que la primera reunión entre Irán y las seis potencias –Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania– incluiría a Ashton y al ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif.

"No será en enero debido al Año Nuevo Chino, pero es muy, muy probable que sea en febrero", indicó la fuente, que pidió no ser identificada.

Diplomáticos de alto rango de los siete países mantendrán conversaciones antes del encuentro para preparar la agenda.

Irán argumenta que su programa de energía atómica apunta exclusivamente a la generación de electricidad y otros fines civiles, pese a que intentos de Teherán en el pasado de ocultar actividad nuclear sensible a inspectores de la ONU ha generado especulaciones y temores por parte de Occidente.

El pacto preliminar, que congela la mayor parte de la actividad atómica sensible iraní a cambio de cierto alivio en las sanciones, entra en vigencia el 20 de enero, y la Agencia Internacional de Energía Atómica verificará que Teherán cumpla su parte del acuerdo.

El acuerdo parece haber evitado una inminente nueva guerra en Oriente Medio debido a las supuestas aspiraciones nucleares de Irán, pero los diplomáticos advierten que no será fácil que se concrete el pacto debido a la profunda desconfianza mutua.

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo ayer que si bien "no se hacía ilusiones" por lo difícil que será obtener un acuerdo exhaustivo con Irán, era vital "por el bien de nuestra seguridad nacional y la paz y seguridad del mundo" tratar de encontrar una solución diplomática.

Estados Unidos e Israel han rechazado descartar la posibilidad de llevar a cabo acciones militares contra Irán si el tema no puede ser resuelto por la vía de la diplomacia.