La televisión estatal iraní mostró ayer el aparato. (AP)
La televisión estatal iraní mostró ayer el aparato. (AP)

La captura que logró el régimen de Teherán de un avión no tripulado de Estados Unidos, prácticamente intacto y ultrasecreto, no solo pone en evidencia el programa de vigilancia estadounidense sobre , sino que también deja tecnología avanzada en manos de adversarios.

Un exfuncionario estadounidense confirmó a la agencia AP que uno de los aviones no tripulados (conocidos como drones) de color beige, presentado en un video de más de dos minutos por la TV estatal iraní, era de hecho un utilizado para vigilar instalaciones nucleares del país islámico.

Las autoridades iraníes informaron que sus fuerzas militares derribaron al Sentinel con un ataque electrónico. En Estados Unidos rechazaron rotundamente ayer que un ciberataque u otra actividad electrónica relacionada fuera responsable de la pérdida de la nave.

El video, que muestra a funcionarios iraníes examinando al avión, es la primera evidencia real de la captura del Sentinel, pero lo más importante es que muestra que la nave está entera.

En tanto, Irán solicitó al secretario general de la , Ban Ki-moon, que el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de Naciones Unidas condenen la violación de su espacio aéreo por un avión no tripulado de Estados Unidos

DATO

Esta semana, el Ejército de EEUU confirmó que había perdido el control de uno de sus aviones.