Teherán. Miles de ciudadanos de participaron en las marchas convocadas este viernes en la mayoría de las ciudades del país para apoyar al pueblo palestino frente a la ocupación israelí y para rechazar el plan de paz ideado por Estados Unidos.

"Recuperaremos Jerusalén" y "Jerusalén es la eterna capital de Palestina" fueron los lemas más coreados por la multitud, que pidió el fin de la ocupación y de la construcción de asentamientos israelíes en Cisjordania.

En Teherán, la marcha por el llamado "Día de Al Quds (Jerusalén)" transcurrió por la calle Enghelab, aunque los manifestantes llegaron a pie desde distintos puntos de la ciudad, ya que el centro estaba cortado al tráfico.

Durante la marcha, que terminó en la Universidad de Teherán, donde se celebró el rezo musulmán del viernes, los asistentes gritaron también los tradicionales lemas de "muerte a Estados Unidos" y "muerte a Israel", y quemaron las banderas de esos dos países.

Los manifestantes portaron, además, muñecos y caricaturas del presidente estadounidense, Donald Trump; del secretario de Estado, Mike Pompeo; del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu; y de algunos líderes árabes como el rey de Arabia Saudita, Salman bin Abdelaziz.

El plan de paz para el conflicto palestino-israelí que la Administración de Trump tiene intención de presentar pronto fue otro blanco principal de las críticas de los participantes en las marchas de Irán.

"El acuerdo del siglo no ocurrirá", rezaban las pancartas, en la línea de lo declarado por los dirigentes iraníes y en apoyo al boicot al plan expresado por las autoridades palestinas.

El presidente de Irán, Hassan Rohaní, aseguró durante la marcha que el denominado "acuerdo del siglo se convertirá, sin duda, en la quiebra del siglo y no dará resultados".

Por su parte, el líder supremo, Ali Jameneí, subrayó hace dos días que el Día de Al Quds es "más importante este año debido a los actos de traición de las cohortes estadounidenses en la región" como Arabia Saudita.

Jameneí acusó a estos países regionales de intentar que se acepte el acuerdo estadounidense, pero aseveró que ese "nunca se hará efectivo".

Trump es un firme defensor de Netanyahu y decidió el año pasado trasladar la Embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, reconociendo esta última ciudad como la capital de Israel.

Al respecto, el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, presente también como Rohaní en las marchas de Teherán, dijo que Jerusalén "no se puede vender" y que Estados Unidos no tiene derecho a regalar la ciudad a Israel.

El "Día de Al Quds" fue establecido en 1979 por el ayatolá Ruholá Jomeiní, fundador de la República Islámica, para pedir la liberación de Palestina y la caída de Israel y se conmemora el último viernes del mes sagrado de Ramadán.

Fuente: EFE