(AP)
(AP)

La contaminación del aire ha alcanzado altos niveles en Teherán y otras ocho ciudades de Irán. Una densa niebla marrón ha cubierto durante los últimos diez días las zonas urbanas y ha causado la muerte de miles de personas desde inicios del 2012.

Según el viceministro de Salud de , alrededor de 4,460 personas murieron por la contaminación del aire en Teherán en los primeros nueve meses del año pasado. Mujeres y niños tuvieron que ser ingresadas en hospital con problemas respiratorios.

De acuerdo con la , en estos momentos, solo se ve el perfil borroso de los edificios más altos que destacan en la nube de contaminación en . La población se moviliza en la calle con mascarillas sobre la boca y la nariz.

Teherán, ciudad capitalina de 14 millones de personas, es tradicionalmente conocida por su contaminación, debido a la gran cantidad de coches, fábricas de cemento y estaciones eléctricas. Además, una cordillera impide que el viento llegue a la ciudad para limpiar el ambiente.

Expertos afirman que la neblina está formada por partículas de grafito, dióxido de azufre y bencina. Unos creen que el petróleo refinado de baja calidad ha contribuido a la alarmante situación.

Las autoridades de salud confirmaron la gravedad de la contaminación con el incremento de enfermedades cardiovasculares, problemas respiratorios y varios tipos de cáncer.

Hasta el momento, las propuestas para monitorear el tráfico son a corto plazo. Los ciudadanos iraníes solo les queda esperar el fin del invierno seco para que la lluvia y el viento limpien el esmog.