(AP)
(AP)

envió hoy un submarino y un destructor al Golfo Pérsico desde el puerto de Bandar Abbas, mientras embarcaciones militares de y de países aliados realizaban ejercicios en la región a fin de prepararse para mantener abiertas las rutas de embarques de petróleo.

Teherán amenazó repetidamente con cerrar el , una ruta clave para las exportaciones de crudo desde el Golfo, si sus instalaciones nucleares son atacadas por Israel, que sospecha que Irán planea desarrollar una bomba atómica.

Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y una serie de naciones de Oriente Medio realizan esta semana un ejercicio naval en el Golfo, enfocados en cómo retirar las minas que Teherán y grupos rebeldes podrían diseminar para interrumpir el tráfico de buques petroleros.

El submarino reequipado Tareq-901 y el destructor Sahand de Irán fueron lanzados por órdenes directas del líder supremo ayatolá , según reportó la agencia oficial de noticias IRNA.

Al otro lado del país, Khamenei visitó la ciudad costera de Nowshahr para observar a cadetes de las fuerzas navales colocar minas, liberar embarcaciones secuestradas, destruir buques de enemigos y saltar desde helicópteros, según su sitio oficial en internet.

"Las fuerzas armadas deben lograr capacidades para que nadie pueda atacar la sólida barrera defensiva del país y de nuestro querido pueblo de Irán", afirmó Khamenei a sus jefes militares, según una agencia de noticias local.