Al menos diez cohetes impactaron en la base aérea de al-Asad, que alberga a las fuerzas estadounidenses. Esta base militar se encuentra a 200 kilómetros al oeste de la ciudad de Bagdad, en .

Este sería el segundo ataque a bases militares que albergan a personal estadounidense en Irak, desde la muerte del general iraní Qasem Soleimani. El primer ataque se realizó el pasado 4 de enero y tuvo como objetivo la Zona Verde de Bagdad y en la base aérea de Al Balad.

Según uno de los comandantes sunitas de las Fuerzas Paramilitares en la cercana ciudad de al-Baghdadi, este nuevo ataque sorprendió a los efectivos en la base al-Asad pero que ya se detuvo por ahora, informa CNN.

El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC) ha confirmado la autoría del ataque y dice que “ha golpeado la base aérea estadounidense de Ain al-Asad en Iraq con decenas de misiles”, según un texto en pantalla de Press TV.

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, fue informado del ataque y se mantiene en contacto con su equipo de seguridad nacional, de acuerdo con la Casa Blanca.




TAGS RELACIONADOS