Yihadistas estaban huyendo tras la respuesta de las fuerzas de seguridad. (EFE)
Yihadistas estaban huyendo tras la respuesta de las fuerzas de seguridad. (EFE)

AFPLa fuerza aérea iraquí llevó a cabo este jueves al menos cuatro ataques aéreos en Tikrit, una , según testigos.

No se sabe si estos bombardeos los estaban realizando aviones o helicópteros, pero sí es de conocimiento que su objetivo eran posiciones rebeldes en el centro de la ciudad.

Según testigos, el propósito de estas incursiones aéreas era el recinto del palacio presidencial de Sadam Husein, el mandatario derrocado por las fuerzas lideradas por Estados Unidos que invadieron Irak en 2003.

Insurgentes sunitas tomaron este jueves otra ciudad en Irak, esta vez a 90 kilómetros de Bagdad, ante la impotencia del ejército, al que Estados Unidos, que retiró sus tropas de Irak a fines de 2011, no descarta apoyar con ataques aéreos.

YIHADISTAS HUYENEl ministro iraquí de Relaciones Exteriores, Hoshyar Zebari, afirmó el jueves en Londres que los yihadistas estaban "huyendo" tras la respuesta de las fuerzas de seguridad.

Los combatientes yihadistas del Estado Islámico en Irak y en Levante (EIIL) avanzaban el jueves hacia la capital Bagdad, después de conquistar amplios territorios del noroeste de Irak, según varios fuentes en el terreno.

El jefe de la diplomacia iraquí, que está en Londres para participar en una conferencia sobre las violencias sexuales en zonas de conflicto, admitió que hubo "acontecimientos graves en las ciudades de Mosul y de Tikrit".

"Pero (según) las informaciones de las que dispongo hoy procedentes de la capital (…), la situación empezó a invertirse y las fuerzas de seguridad iraquíes lograron reorganizarse y repelerlos para impedir que tomen otras instalaciones estratégicas más al sur de Tikrit", afirmó en Sky News.

"Creo que ahora están huyendo, los hombres (del EIIL), Al Qaida y los grupos armados", añadió.

El ministro admitió que la ofensiva yihadista suponía "una perturbación muy, muy grave" para Irak.

"Es sin duda un revés para las fuerzas de seguridad iraquíes que se desmoronaron en la mayor cuidad y abandonaron sus armas y su material", admitió.

"Ahora, tratamos de resolver esta situación, expulsar a estos terroristas de nuestras principales ciudades", indicó.

"Hay indicaciones (que muestran que los yihadistas) se retiran de Mosul debido a la contraofesiva (…) y hay mejor coordinación entre Bagdad y el gobierno regional kurdo que presiona en el norte en dirección de algunas zonas estratégicas", dijo.