La violencia no tiene cuando acabar en esta región.  (Foto vía Global TimesCuenta verificada)
La violencia no tiene cuando acabar en esta región. (Foto vía Global TimesCuenta verificada)

Al menos 75 personas murieron este jueves por la explosión de un coche bomba en la ciudad de Al Hala, al sur de , informaron a la agencia Efe fuentes de las fuerzas de seguridad de .

El atentado, que provocó más de una treintena de heridos, fue obra del grupo terrorista , según la agencia de noticias Amaq, afiliada a los yihadistas.

Además, en un comunicado citado por SITE —la organización ultrarradical sunita— se afirma que un kamikaze "hizo estallar su vehículo en su concentración, causando más de 200 muertos y heridos".

La mayor parte de las víctimas son peregrinos iraníes que acudieron a Irak para la conmemoración de los cuarenta días del aniversario de la muerte del imán Husein, fallecido en el año 680, y que se disponían a regresar a su país.

Este año millones de fieles chiíes —iraquíes y extranjeros— han tomado parte en esa celebración religiosa, a pesar de la frágil situación de seguridad que vive Irak.

La fuente detalló que el coche bomba estalló junto a una gasolinera en la zona de Al Shumli, en el este de Al Hala, capital de la provincia de Babel, a 100 kilómetros al sur de Bagdad.

La explosión también causó daños materiales y el incendio de vehículos y edificios próximos al lugar del ataque.

Por su parte, Amaq anunció que el Estado Islámico está detrás de este nuevo atentado contra los chiíes, que suelen ser blanco de ataques de la organización yihadista.