Investigadores buscan a autor de video en USB hallado dentro de las heces de una foca

Un grupo de investigadores del Instituto Nacional de Investigación del Agua y la Atmósfera (NIWA), realizó una recolección de heces de foca leopardo en varios enclaves de Nueva Zelanda , sin imaginar lo que encontrarían en estas muestras.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Perder la fotos y videos de tu viaje de vacaciones puede resultar molesto, pero que estas vayan a parar al estomago de un animal silvestre no solo es el ejemplo de una realidad muy triste , sino que lleva a la reflexión sobre lo que el ser humano le está ocasionando al planeta.

Resulta que un grupo de investigadores del Instituto Nacional de Investigación del Agua y la Atmósfera (NIWA), realizó una recolección de heces de foca leopardo en varios enclaves de Nueva Zelanda, sin imaginar lo que encontrarían en estas muestras.

Luego de un año de investigaciones, descongelaron una de las muestras de heces recolectadas y encontraron un USB que todavía funcionaba, y que contenía una serie de fotos y un video que les llamó la atención.

Eran las fotos de algún visitante que había pasado sus vacaciones en la isla neozelandesa Porpoise Bay. El video mostraba la punta de un kayak que navegaba en unas tranquilas aguas junto a una hembra de león marino y su cría.

Con esta información, los investigadores de NIWA decidieron publicar el video en su cuenta de Twitter con el objetivo de encontrar al dueño del USB y poder devolverlo.

"NIWA está buscando al propietario de una memoria USB que se encontró en la caca de una foca leopardo... ¿Reconoce este video? Los científicos que analizan la dispersión de las focas leopardo tuvieron un inesperado descubrimiento: ¡una memoria USB llena de fotos y aún en funcionamiento!", es el mensaje que se lee en la publicación de Twitter.

Pese a ser una anécdota divertida y aunque en esta ocasión haya sido un accidente, este hecho nos lleva inevitablemente a pensar en el daño que el ser humano está causando al planeta y los demás seres vivos con la gran cantidad de residuos que llegan al mar.

Mucha de esta basura termina en el estómago de animales silvestres que en el peor de los casos, mueren a causa de la ingesta. Además de la evidente alteración de sus entornos naturales.

Por el momento, los dueños del USB no han aparecido, pero la publicación en Twitter sí que ha llamado la atención de miles de usuarios en todo el mundo.

Tags Relacionados:

Nueva Zelanda

USB

Ir a portada