Inventos de Leonardo Da Vinci llegaron por primera vez a Latinoamérica

Prototipos creados por el genio renacentista y construidos en 1952 se exhiben en centro cultural en Sao Paulo, Brasil.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Los famosos inventos que diseñó a lo largo de su vida el genio renacentista Leonardo da Vincidesembarcaron hoy en Sao Paulo, donde se exhiben por primera vez en Latinoamérica.

A través de la exposición interactiva Leonardo Da Vinci, la naturaleza de la invención, en el Centro Cultural Fiesp-Ruth Cardoso, el público brasileño podrá acercarse al hombre que revolucionó el humanismo y la historia del arte.

Matemático, físico, científico, geólogo, ingeniero, arquitecto, botánico, zoólogo, anatomista, filósofo, poeta y músico: Da Vinci fue un genio, pero no por los motivos que se le suelen atribuir.

"A menudo se ve a Da Vinci como un superhéroe, pero en realidad era un hombre, y un hombre de su tiempo. ¡Queremos desmontar ese mito!", aseguró a Efe el comisario de la exposición, el italiano Éric Lapie.

Para Lapie, la gran genialidad del artista fue precisamente "encontrar analogías y conexiones entre muchos campos del conocimiento, construyendo así una teoría general sobre el universo".

DEL PAPEL AL PROTOTIPOLa muestra reúne reconstrucciones de los prototipos diseñados por Da Vinci, confeccionados de forma inédita en 1952 para celebrar el quinto centenario del nacimiento del pintor florentino. Actualmente forman parte de la colección del Museo Nazionale della Scienza e della Tecnologia Leonardo Da Vinci en Milán.

Se trata de reproducciones que, en la mayoría de los casos, jamás fueron construidas por el propio Da Vinci, ya que, como recuerda la exhibición, "sus diseños raramente son proyectos destinados a la ejecución", sino a plasmar en papel sus observaciones.

Un traje para bucear, una máquina para pulir espejos, fortalezas militares o una nave voladora que imita la anatomía de las aves son algunos de los inventos destacados del visionario artista, que se sentía especialmente atraído por la posibilidad de volar.

Y casi todos ellos cuentan con una maqueta en miniatura para que el público toque, observe y experimente con sus propias manos el mecanismo que los hace funcionar.

Ir a portada