Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Un exsoldado israelí se convirtió en noticia luego que asesinara a a sangre fría a su madre y a su tía, que lo habían ido a visitar hasta Mendoza, en , donde residía cuando cometió este horrendo crimen.

El hombre —que se hacía llamar en el país sureño como Floda Reltih, un anagrama de Adolf Hitler— pero que originalmente se llamaba Gilad Saroussy Pereg, de 37 años, llamó la atención de los diferentes medios argentinos luego que asumiera un extraño papel tras descubrirse que se encontraba detrás de la muerte de sus parientes. Saroussy Pereg aseguraba ser un gato.

Esta macabra historia inició en enero de este año. En ese mes Lily Pereg, de 54 años, y Pyrhia Saroussy, de 63, la tía y la madre del israelí viajaron para visitarlo, pero desaparecieron a los pocos días de su arribo.

Tras ser interrogado por la Policía, el exsoldado aseguró que sus familiares habían sido secuestradas, pero- días después- los cuerpos de las dos hermanas aparecieron cubiertos con piedras en un terreno baldío cercano a su casa. Según las primeras investigaciones se determinó que las mujeres habían sido asesinadas, una a tiros y la otra, a golpes.

Cuando la policía detuvo a Saroussy Pereg, este comenzó a maullar como un gato, pero esto no impidió que sea procesado por la muerte de las dos víctimas y, luego de varios meses de proceso judicial, fue recluido en la cárcel de Mendoza y es justamente en este lugar donde nuevamente causó problemas.

DENUNCIAN ABUSO

Esta semana, Maximiliano Legrand, abogado del recluso, denunció un supuesto abuso por parte de los agentes penitenciarios pues, según aseguró, su defendido fue golpeado y esposado para bañarlo.

Y es que- luego de su internamiento en este penal- el hombre comenzó a adoptar un comportamiento errático, paseaba desnudo y arañaba a cualquiera que se le acerque. Incluso dejó de asearse por varios meses lo que desencadenó las quejas de los otros internos de la cárcel.

“Ellos saben que le tiene fobia al agua, y nos llamó muy exaltado diciendo que se iba a suicidar porque lo habían bañado”, aseguró el letrado a un canal de Mendoza.

Legrand añadió que teme por la seguridad de su defendido pues su estado psiquiátrico es delicado. Ante ello han presentado un hábeas corpus con el que esperan proteger su integridad.





TAGS RELACIONADOS