Uno de los monasterios católicos que albergó niños a inicios del siglo pasado. (Wikipedia)
Uno de los monasterios católicos que albergó niños a inicios del siglo pasado. (Wikipedia)

La Iglesia catolica holandesa ordenó en los años 50 castrar a diez menores para "ayudarles" a superar su "comportamiento homosexual", según una investigación periodística realizada por el rotativo holandés .

La investigación, realizada en base a testimonios de víctimas de abusos sexuales por parte de eclesiásticos en Holanda, concluye que entre los casos investigados se encuentra el de un menor que sufrió abusos sexuales por parte de sacerdotes católicos y que después fue castrado.

Una comisión especial creada para investigar los casos de presuntos abusos sexuales a menores en el seno de la Iglesia holandesa, bautizada "Comisión Deetman", no hizo referencia alguna a esos casos de castración, indica el diario.

La castración se practicó sobre los diez menores que estaban internados bajo la custodia de la Iglesia católica en centros psiquiátricos distribuidos por varias provincias de Holanda.

Aún más grave, según denuncia el rotativo, es que las intervenciones quirúrgicas se justificaron como un "acto de ayuda, para liberar" a los menores de su supuesta enfermedad: la homosexualidad.

Entre las pruebas analizadas por el rotativo figuran expedientes médicos, cartas privadas y notificaciones de abogados.