El humorista dijo que no apoyará a ninguno de los dos candidatos. (Internet/Reuters)
El humorista dijo que no apoyará a ninguno de los dos candidatos. (Internet/Reuters)

El humorista y excandidato presidencial venezolano , conocido como 'Er Conde del Guácharo', rechazó la petición del presidente de volver a presentarse como aspirante en los comicios generales de octubre próximo y más bien instó al mandatario a que demuestre que él no es "un clon cubano" de sí mismo.

Chávez y su contendiente, el opositor , deben inscribir sus respectivas candidaturas para las elecciones entre hoy y el próximo 11 de junio, pero en el caso de Chávez, 'Er Conde del Guácharo' le pidió hacerlo personalmente para que evidencie que el cáncer que padece no le impide hacer una campaña electoral dinámica.

"Que no vaya (a inscribirse) por Internet, que vaya a pie para ver cómo es la cosa, para ver si está enterito o no lo está. Hay que verlo para saber cómo está, porque si es un clon o un robot que trajeron los cubanos para acá…porque los cubanos son capaces de cualquier cosa", expresó el humorista a la televisora estatal VTV.

Chávez señaló el último martes que la campaña electoral podría ser "hasta fastidiosa" y por ello pidió que Rausseo vuelva a participar como en 2006, cuando le ganó la presidencia en el 2007 a él y al también opositor Manuel Rosales. "Nos hace falta 'Er Conde del Guácharo' para que le ponga picante a esto", indicó el jefe de Estado.

Tras tildar a Chávez de "Sabaneinator", en una especie de juego de palabras con el nombre de la ciudad donde nació el gobernante ()) y la película The Terminator, el humorista dijo que no tiene tiempo para candidaturas porque se encuentra rodando su propio filme, titulado Er Conde Bond.

En ese sentido, dijo que la oposición ya escogió a Capriles como candidato y que no actuará como lo hizo en su momento Manuel Rosales, y aprovechó para remarcar que no apoyará a ninguno de los dos candidatos en los próximos comicios.

De otro lado, Rausseo negó la versión de que Chávez lo lanzó al ruedo electoral como una artimaña para dividir a la oposición. "Si Chávez me hubiera pagado, otro estaría haciendo películas y show hasta las 12 de la noche ante puro borracho", explicó, al tiempo que reveló que su frustrada candidatura le dejó problemas financieros, de salud y la ruptura de su matrimonio.