(Reuters)
(Reuters)

Human Rights Watch () denunció torturas y abusos sexuales cometidos por las fuerzas oficiales de Siria contra mujeres de la oposición, familiares y vecinas de activistas y rebeldes sirios.

La entrevistó a diez mujeres sirias que fueron detenidas por las milicias por participar en manifestaciones pacíficas de la oposición. Contaron que miembros de las fuerzas del presidente sirio, , habían abusado de ellas o las habían torturado durante el período en el que permanecieron arrestadas.

Según un comunicado de HRW recogido por , los abusos incluyen descargas eléctricas, sometimiento a situaciones de estrés y la utilización de barras de metal, cables y porras para golpearlas y torturarlas.

"Más allá de los tiroteos diarios, las mujeres han sido una voz poderosa de la oposición en las aldeas y pueblos de toda Siria", declaró Liesl Gerntholtz, directora de HRW para los derechos de las mujeres. "En respuesta, el Gobierno sirio está castigando a las mujeres por hacer entrega de ayuda humanitaria, participar en protestas y apoyar a la oposición", explicó.

La ONG reconoce que no tiene pruebas de que los altos cargos ordenasen violar a las mujeres durante el período de arresto. Sin embargo, enfatiza que los oficiales no han tomado, hasta el momento, ninguna medida para investigar los casos de abuso.