(Reuters)
(Reuters)

El presidente de Venezuela, , continúa recibiendo duros tratamientos complementarios, que incluyen quimioterapia, tras la delicada cirugía a la que se sometió en diciembre en Cuba por la reincidencia de un cáncer en la zona pélvica, dijo el viernes el vicepresidente .

"Los tratamientos que está recibiendo el comandante Chávez son duros, pero él tiene ahorita una fortaleza superior a los tratamientos que está recibiendo y se encuentra en buen estado de ánimo", dijo Maduro en el Hospital Militar de Caracas, en un intento por poner fin a una nueva oleada de rumores sobre la condición del mandatario.

El líder de 58 años fue operado en Cuba de urgencia a principios de diciembre y hace casi dos semanas volvió a Caracas, donde permanece hospitalizado y respira con la ayuda de una cánula traqueal.

Su retorno a Venezuela el 18 de febrero, sin embargo, no ha logrado aclarar si retomará el mando o dará un paso al costado. Por el momento el Gobierno ha señalado que las prioridades de Chávez son médicas y no políticas.

Tras la recaída que sufrió el presidente días después de la última operación por una infección que le provocó una insuficiencia respiratoria, él mismo habría decidido volver a Caracas para "entrar en una nueva fase de tratamientos complementarios más intensos, más duros", según relató el vicepresidente, quien no dio más detalles.

"Hay que dejarlo tranquilo, tranquilo porque tiene derecho a que se respeten sus tratamientos. Es un hombre que ha dado todo por nuestra patria", sostuvo el vicepresidente.

Más temprano el viernes, el gobernador opositor Henrique Capriles publicó en la red social Twitter que "en los próximos días" el pueblo sabrá la verdad sobre Chávez y acusó a Maduro de engañar al país sobre la situación del mandatario.