(Reuters)
(Reuters)

La junta médica que se realizó hoy en el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas () en , para tomar la decisión de operar al presidente venezolano por el en su zona pélvica, acaba de concluir.

El periodista venezolano , quien siempre difunde información sobre la salud de Chávez en su web , informó que en la reunión participaron un urólogo, un infectólogo y un traumatólogo –todos ellos venezolanos– quienes coincidieron en lo riesgoso de intervenir quirúrgicamente al jefe de Estado llanero.

Ellos estimaron que los peligros del procedimiento van desde infecciones, varios daños colaterales y hasta una parálisis de las piernas, esto si intervienen la espina dorsal.

También asistieron tres galenos cubanos que tratan a Chávez desde año y medio. Ellos explicaron la metodología del procedimiento y sus bondades. Además, participaron dos especialistas brasileños vía teleconferencia desde Sao Paulo, pero Bocaranda desconocía la opinión de ellos.

La decisión de seguir adelante con el procedimiento está en manos del propio Chávez, quien se encuentra en la isla con sus familiares más cercanos y con los que discutirá su voluntad final.