El cáncer infantil puede curarse con un diagnóstico a tiempo. (Alessandro Currarino / El Comercio)
El cáncer infantil puede curarse con un diagnóstico a tiempo. (Alessandro Currarino / El Comercio)

Hoy sábado 15 de febrero se conmemora en todo el mundo el Día Internacional del Cáncer Infantil y es una fecha para sensibilizar sobre la importancia de los desafíos a los que se enfrentan los niños y adolescentes y sus familiares

Este día fue creado por la Organización Internacional de Cáncer Infantil, CCI que agrupa 177 organizaciones nacionales de padres de niños con cáncer en 90 países alrededor del mundo.

Desde el 2002 empezó a conmemorarse y apunta a dar a conocer que todos los niños merecen atención médica y psicológica, independientemente de su país de origen, raza, estatus económico o clase social.

¿Qué es el Lazo Dorado?

Es el lazo que este día simboliza el cáncer infantil. Y lo que significa es fortaleza y resistencia de los niños con cáncer con el oro. Con este lazo se expresa la solidaridad a la lucha contra el cáncer infantil.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar vidas

Según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), el cáncer infantil ni se puede prevenir ni se puede detectar a tiempo. Por eso, la lucha contra esta enfermedad reside en la tarea diagnóstica y terapéutica.

En nuestro país, cada año se registran 1,800 casos nuevos de cáncer en niños y adolescentes menores de 18 años. Lamentablemente, el 70 % llegan a su tratamiento en estadios avanzados, alertó el (INEN) del (Minsa).

Según informó Andina, Liliana Vásquez, oncóloga pediatra de la Dirección de Prevención y Control de Cáncer del Minsa, señaló que cuando un caso de cáncer infantil se diagnostica en un estadio temprano, las posibilidades de curarse superan el 80%, si se cumple con todo el tratamiento

“El cáncer en los niños existe y es curable, pero siempre y cuando se detecte a tiempo. El Ministerio de Salud, a través del Fissal cubre todo el tratamiento, el diagnóstico y la recuperación de estos niños”, aseguró.

Además, desde el año pasado, el Perú es el primer país en América Latina en ingresar a la Iniciativa Mundial para el Cáncer Infantil de la (OMS).

Atención a las señales de alarma

Juan García León, director ejecutivo del departamento de oncología pediátrica del INEN, aseguró que esta institución recibe 800 pacientes pediátricos cada año y que el diagnóstico temprano se ha vuelto fundamental para incrementar las posibilidades de vida de los pacientes.

A través de la campaña “Diagnosticar es una forma de amar”, Vásquez recomendó a los padres estar alertas frente a síntomas como un dolor persistente en huesos y articulaciones, moretones sin causa aparente o cuadros de fiebre por varios días, y llevar al niño o niña rápidamente al médico para descartar cáncer.

“Si el niño tiene fiebre mayor a siete días, dolores de cabeza que no pasan durante la noche. Si hay infecciones que no mejoran. Es necesario llevarlo con el especialista o al centro de salud más cercano para descartar cáncer”, advirtió.