Compartía las violaciones con otros pederastas mediante una cámara web. (Internet)
Compartía las violaciones con otros pederastas mediante una cámara web. (Internet)

Un pedófilo holandés identificado como Robert M., quien trabajaba en una guardería, recibiría una condena de 20 años de cárcel y hospitalización con terapia obligada por haber violado a 67 niños menores de 5 años.

El Ministerio Fiscal de solicitó la pena para el sujeto, cuyo juicio empezó el pasado 12 de marzo, luego que este confesara que abusó de pequeños de esa edad porque no podían acusarlo. Asimismo, revelo que su víctima más joven fue un bebé de 19 días.

La acusación se agravó debido a que la Fiscalía consideró que Robert M. planeaba las vejaciones y las compartía con otros pederastas, quienes lo miraban a través de una cámara web mientras perpetraba el delito.

El sospechoso, de 28 años, también es acusado poseer grandes cantidades de material fotográfico infantil que distribuía entre una red de pederastas internacional y de pagar por ver vía Internet los abusos protagonizados por otros.

Los padres de los menores han solicitado en conjunto una indemnización de hasta un millón de euros por el daño inmaterial, así como el pago de las terapias y cuidados médicos que puedan necesitar sus hijos.