(AP)
(AP)

El hermetismo del Gobierno venezolano continúa siendo la tónica dominante con la salud del presidente, , cuando se cumple una semana de su regreso a Caracas proveniente de Cuba, mientras la oposición sigue sus movimientos con el pensamiento puesto en unas próximas elecciones.

Han pasado siete días desde que Chávez y por sorpresa de su convalecencia en La Habana, pero nada ha cambiado con relación a la información que el Gobierno difunde sobre la enfermedad del hombre que dirige Venezuela desde 1999.

Hoy fue el presidente de la Asamblea Nacional, , quien señaló que Chávez no está "totalmente recuperado" del postoperatorio de su cáncer, pero sigue "sin ningún tipo de contratiempo" en su tratamiento y juramentará su cargo cuando él lo considere ante el pleno del Supremo.

Cabello recordó en una conferencia de prensa que el mandatario sostuvo una reunión de trabajo de alrededor de cinco horas el pasado viernes en el Hospital Militar de Caracas, donde está internado, pero puntualizó que eso no implica que esté recuperado.

El jueves pasado, el Gobierno indicó que la evolución de la insuficiencia respiratoria que le produjo una infección pulmonar ha sido "no favorable", sin dar más precisiones, al tiempo de puntualizar que Chávez no ha presentado "efectos adversos significativos" del tratamiento para el cáncer.

"No tenemos, además, nada absolutamente que ocultar porque el presidente ha sido quien ha puesto al país al tanto de su padecimiento", afirmó Cabello.

Mientras tanto, la oposición comenzó durante el fin de semana las reuniones con vistas a la elección de un candidato que pueda presentarse a unas eventuales elecciones anticipadas.