(Reuters)
(Reuters)

El líder opositor de Venezuela, , quien denunció que el chavismo le robó la victoria electoral del pasado 14 de abril, pidió la mediación de la para resolver el conflicto.

En una entrevista con el diario El País, Capriles agradece el ofrecimiento mediador del canciller español, José Manuel Garcia Margallo, pero asegura que no ve la intermediación de otro gobierno. "Preferiría", afirma, "que la Iglesia mediara debido a las profundas convicciones católicas del pueblo venezolano".

En este sentido, el líder de la opositora Mesa de la Unidad precisó que la gente podría preguntarse "por qué España y no México. Busquemos entonces una institución con la cual todos podamos tener cercanía. Esa institución es la Iglesia católica, a la cual se podrían sumar los otros cultos".

Capriles insiste en que "estos tipos se robaron las elecciones", en alusión al Partido Socialista Unido de Venezuela () de , proclamado ganador de las elecciones del 14 de abril.

"A mí me robaron las elecciones el 14 de abril. Si se anulan las actas de las mesas que hemos cuestionado mediante un contencioso electoral ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) –que representan el 55.4% del total escrutado– ganaríamos las elecciones con 400 mil votos de ventaja, 2% a nuestro favor. Y esto sin entrar en profundidades", subrayó Capriles.

Sobre las más de mil mesas electorales de la polémica, Capriles dice que no es posible que Nicolás Maduro "haya obtenido más votos que Hugo Chávez".

El dirigente opositor afirma que en las anteriores elecciones, en las que resultó derrotado por Hugo Chávez, también hubo fraude electoral, admitió que se pudieron manipular un millón de votos pero el fallecido presidente ganó entonces por millón y medio.

Sobre el recurso presentado ante el Tribunal Superior de Justicia para que ordene un recuento de las papeletas, Capriles dijo que habrá que esperar a ver qué deciden los magistrados, que son todos ellos militantes del partido de Maduro, subrayó.

"En el TSJ no hay un magistrado que no sea del PSUV –denunció–. Ellos son ahora los que están pensado qué van a hacer. O desechan de una vez nuestra acción legal o dilatan la respuesta".

Para Capriles "hay que decirle a los millones de venezolanos que nos apoyaron que debemos agotar la instancia interna para luego ir al exterior con nuestro reclamo".

En otro momento de la entrevista expresó que "el gobierno de Maduro se parece mucho a la oposición de 2002. Sin foco, ni agenda, ni liderazgo. No hay unidad. Eso es lo que veo ahora. El gobierno necesita de un evento violento que le permita ver cómo se cambia la agenda".