Los rescatistas trasladaron a la mujer a un hospital, donde se recupera. (AP)
Los rescatistas trasladaron a la mujer a un hospital, donde se recupera. (AP)

Los equipos de rescate encontraron hoy a una mujer con vida bajo los escombros del en Bangladesh hace 16 días, en el peor accidente de ese tipo en la historia del país, informaron canales de televisión locales.

Las cámaras mostraron la interrupción del uso de grúas y a los hombres sacando en una camilla a la víctima, identificada como Reshma Begum, de lo que fuera la planta baja.

La mujer fue trasladada en ambulancia al hospital y está siendo tratada en la unidad de cuidados intensivos, dijo el teniente coronel Emran Hossain.

"Cuando grité para ver si había alguien ahí dentro con vida, respondió y pidió ayuda", explicó el comandante Moazim.

Cuando los equipos de rescate se dieron cuenta de que había alguien vivo, interrumpieron de inmediato el uso de grúas y palas. "Estaba atrapada en un hueco en el sótano", dijo. Se podía mover.

Los equipos tardaron casi una hora en acceder al lugar con martillos, taladradoras y sierras. Entonces le dieron agua y galletas.

Cientos de personas se congregaron ante la escena del accidente para esperar el rescate y se avisó a su hermana Asma Begum, que acudió de inmediato al hospital para reencontarse con ella.

El primer ministro, el jeque Hasina Wazed, felicitó a los equipos de rescate por sacar a Reshma con viva de entre los escombros. "No tiene precedente", dijo el jefe de gobierno citado por su jefe de prensa, Mahbubul Alam.

Un total de 1,043 cadáveres han sido hallados tras el colapso, el 24 de abril, del edificio Rana, de ocho pisos, a las afueras de Dacca.

Además, el accidente causó 2,500 heridos. A muchos se les tuvo que amputar las manos o los pies para ser liberados de los escombros.

La última superviviente hasta ahora había sido hallada el 28 de abril, cuatro días después de la catástrofe.

Sin embargo, finalmente falleció porque al tratar de sacarla se produjo un incendio, probablemente al prenderse alguna prenda textil cuando los equipos de rescate intentaron cortar barras metálicas y provocaron chispas. Un voluntario murió en el hospital de Singapur al sufrir graves quemaduras.

(AFP)