(Internet)
(Internet)

Investigadores polacos encontraron indicios de explosivos en los restos del avión trimotor Tu-154 que se estrelló en la ciudad rusa de en abril de 2010, en el que murieron el presidente de y otras 95 personas.

El diario polaco , sin citar fuentes, afirmó que los fiscales y los peritos que examinaron los restos del avión hallaron huellas de TNT () y tanto en las alas como en la cabina del avión, así como en 30 asientos.

Hace dos años, en el lugar del accidente también se encontraron muestras de explosivos, según la publicación. La Fiscalía militar r*espondería hoy sobre este informe*, señaló un portavoz oficial.

En sus informes oficiales, los investigadores señalaron que no hallaron pruebas que puedan inculpar a terceras personas. Tampoco descartaron que los restos de los explosivos puedan proceder de bombas de la , que podrían haber quedado en la zona donde cayó el avión, según Rzeczpospolita.

"Tenemos indicios de que se produjo una explosión" antes de la colisión, aseguró hoy el líder del partido nacionalista Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski, hermano gemelo del entonces jefe de Estado polaco.

Los investigadores rusos culparon del accidente a los miembros de la tripulación polaca de intentar aterrizar en medio de una espesa niebla. Sus homólogos polacos también dijeron que los controladores aéreos no debieron permitir que el avión se aproxime a tierra ese día.

Grupos derechistas de Polonia y hasta la oposición rechazaron las conclusiones de un informe inicial y sugirieron que el accidente podría haber sido un golpe para asesinar a Kaczynski y a otros líderes políticos y militares que viajaban con él.