(AP)
(AP)

La Policía británica halló muerta hoy a la recepcionista del hospital Rey Eduardo VII, donde estuvo internada –esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra– por malestares de .

Jacintha Saldanha era una enfermera que se desempeñaba como recepcionista en el citado nosocomio y fue quien transfirió la llamada de una periodista australiana –que Isabel II– a la habitación de Catalina para obtener información del estado de la paciente.

Según las autoridades, todo indica que Saldanha se habría suicidado. Ella era madre de dos hijos y llevaba cuatro años trabajando en la clínica.

"Una mujer fue encontrada inconsciente en una dirección de Weymour Street, W1. Acudió el Servicio de Ambulancias de Londres y la mujer fue hallada muerta en el lugar. Las investigaciones determinarán las circunstancias del incidente. En estos momentos la muerte no está siendo tratada como sospechosa", indicó un portavoz de Scotland Yard citado por el diario español El País.

La llamada que habría causado esta tragedia se hizo el último martes, cuando dos locutores de la cadena australiana llamaron al hospital haciéndose pasar por y por .

Las voces de los suplantadores no se parecían a las de los verdaderos personajes, pero lograron con facilidad hablar con la enfermera que estaba en la habitación de la duquesa de Cambridge, internada desde el lunes por –náuseas y vómitos extremos– y quien fue dada de alta ayer jueves.