Piedad Córdoba y Marleny Orjuela son las voceras del colectivo Colombianos y Colombianas por la Paz. (Reuters)
Piedad Córdoba y Marleny Orjuela son las voceras del colectivo Colombianos y Colombianas por la Paz. (Reuters)

Unos 500 guerrilleros de las FARC iniciaron una huelga de hambre indefinida en diversas cárceles del país en protesta por la negativa del gobierno de a que el colectivo Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP) los visiten, informó hoy una fundación.

La medida se inició en el penal de Cómbita (centro) por parte de internos que pidieron, a través de un comunicado, la visita del CCP junto a una comisión internacional para "verificar la actual situación de derechos humanos en las que viven".

A la iniciativa de los reclusos de la cárcel de Cómbita, se unieron grupos de otros penales en Bogotá, Medellín, Quibdó, Girón, Palmira, El Barne y La Dorada, informó este miércoles la (FCSPP).

Alrededor de 500 presos, aunque FCSPP espera que sean 1.500 en los próximos días, secundaron la protesta que, además de solicitar la visita de miembros del CCP, organización liderada por la exsenadora , exige al Gobierno que se les reconozca el estatus de prisioneros políticos y de guerra.

Según los guerrilleros presos, el hecho de ser juzgados por el delito de rebelión implica un reconocimiento judicial a su situación política y reclaman al Gobierno colombiano que no siga negando su existencia.

La polémica sobre la visita a las cárceles se inició cuando el ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra, negó el pasado 6 de marzo, después de autorizarla una semana antes, la entrada a la comisión del CCP al rechazar que en Colombia existan presos políticos.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia condicionaron entonces la entrega de los diez policías y militares que aún tienen en su poder al acceso de CCP y la comisión de verificación a las cárceles.

Pese a este reclamo, Córdoba anunció hoy que el operativo de liberación de los rehenes se iniciará el próximo lunes 26 de marzo sin que el Gobierno haya considerado la condición de las FARC.