La fiscalía de Guatemala probó que los mensajes en los que se pedía el rescate salieron del móvil del hombre. | Foto: EFE / Referencial
La fiscalía de Guatemala probó que los mensajes en los que se pedía el rescate salieron del móvil del hombre. | Foto: EFE / Referencial

Un Tribunal de condenó a seis años de cárcel a Martín Lem Gualim por fingir su propio secuestro, un delito que fue detectado debido a que llamó desde su propio teléfono móvil a su familia para pedir el rescate.

El Juzgado Unipersonal de Sentencia Quiché encontró al hombre culpable de un delito de extorsión y en su fallo llegó a la conclusión de que fingió su secuestro y "desde su propio teléfono celular llamó a su familia para que pagara un rescate de unos 4 mil dólares a cambio de no matarlo".

El 12 de mayo de 2018, Carlos Rigoberto L.P., suegro del condenado, denunció a la policía la desaparición de su yerno y narró que un día antes había salido de su casa, sin que tuvieran más noticias suyas.

Ese mismo día, su hermano, Raúl del Valle, encontró el vehículo de la supuesta víctima aparcado al lado de una sucursal bancaria.

La fiscalía de Guatemala probó que los mensajes en los que se pedía el rescate salieron del móvil del hombre, que trabajaba en una peluquería.

"La Fiscalía acreditó con pruebas contundentes que el sentenciado procuró un lucro injusto a su hermano y a su suegro, quienes se sintieron amedrentados y amenazados al estar obligados a pagar un rescate", senteció el Ministerio Público.

Fuente: EFE

TAGS RELACIONADOS