(Internet)
(Internet)

La Organización de Estados Americanos () celebrará este viernes una asamblea general extraordinaria de cancilleres en Washington, para cerrar un largo proceso de reformas en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ().

Los funcionarios debatirán un proyecto de resolución que contempla reformas que debe adoptar la CIDH y que aún produce desacuerdos entre los 34 miembros activos de la organización.

Con esta asamblea, se intentará poner punto final a un proceso de dos años impulsado principalmente por países críticos al ente autónomo de la OEA, como Ecuador, Venezuela, Bolivia y Nicaragua.

Pese a que ya hay acuerdos en varios puntos sobre clarificación de procedimientos y precisión de criterios para otorgar medidas cautelares y abrir casos, el motivo que impide llegar a un consenso final es la financiación de la CIDH.

Antes de la reunión de mañana, los países más beligerantes contra la CIDH, especialmente , están impulsando algunas propuestas que, entre otras cosas, piden prohibir la financiación fuera de la región y dar la misma categoría a todas las relatorías, lo que equivaldría a .

Ante el a la propuesta ecuatoriana, instituciones como la y el se han manifestado en contra de la propuesta ecuatoriana porque debilitaría la libertad de prensa en la región.

Numerosas organizaciones no gubernamentales se mantienen en alerta ante la posibilidad de que la OEA recorte la autonomía y las atribuciones de la CIDH.