(AP)
(AP)

pidió hoy al Gobierno de permiso para publicar información sobre su cumplimiento con las solicitudes de datos secretos de seguridad nacional, diciendo que no tiene "nada que ocultar".

El gigante de internet publicó la carta enviada al Secretario de Justicia, Eric Holder, y al director del , Robert Mueller, pidiendo permiso para divulgar los números relacionados con la entrega de datos para en la última semana por la prensa y que han causado polémica a nivel internacional.

Google está tratando de desacreditar los informes de los medios de comunicación de que la compañía ha creado una manera para que la Agencia Nacional de Seguridad ( por sus siglas en inglés) tenga acceso a grandes cantidades de las comunicaciones por internet de sus usuarios como parte de un programa secreto llamado .

La carta, firmada por el director legal de Google, David Drummond, señala que el actual "informe de transparencia" de la empresa sobre los pedidos de información del gobierno no incluye las peticiones de seguridad nacional bajo la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA, en su sigla en inglés).

"Las afirmaciones en la prensa en el sentido de que nuestro cumplimiento con estas solicitudes da al gobierno de Estados Unidos acceso sin restricciones a los datos de nuestros usuarios son simplemente falsas", escribió Drummond.

"Sin embargo, las obligaciones de confidencialidad del gobierno con respecto al número de peticiones de seguridad nacional (bajo el amparo de la ley) FISA que Google recibe, así como el número de las cuentas contempladas en esas solicitudes, alimenta la especulación", agregó.

Drummond dijo que a Google le gustaría incluir "cifras agregadas de solicitudes de seguridad nacional", incluyendo las que se dan bajo la ley FISA, y agregó que los números "mostrarían claramente que nuestro cumplimiento con estas solicitudes está muy lejos de las afirmaciones que se hacen. Google no tiene nada que esconder".

Google es una de las principales empresas de internet identificadas como participantes en el Prism, que se describe como una vasta operación de vigilancia destinada a encontrar a los extranjeros que representan una amenaza para el gobierno. Otras empresas en el programa son Microsoft, Yahoo!, Facebook, Apple y AOL.