El Gobierno y la oposición en se comprometieron a convivir pacíficamente para resolver la crisis política y económica que atraviesa el país. Esto, a través de la firma de una declaración conjunta denominada Convivir en paz, que se llevó a cabo este sábado tras culminar la segunda mesa de diálogo facilitada por el Vaticano.

"Nos comprometemos de forma solemne a que nuestras diferencias políticas solo tengan una respuesta en el estricto marco constitucional, un camino democrático, pacífico y electoral", se lee en dicha declaración, donde el Gobierno y la oposición se comprometen a cumplir con la Constitución del país, y a una convivencia "pacífica y constructiva" que "destierre la violencia".

Asimismo, tanto el Gobierno como la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) han convenido implementar pronto medidas para mejorar el abastecimiento de alimentos y medicinas que escasean en el país.

"El Gobierno nacional y la MUD (…) decidieron priorizar en el corto plazo la adopción de medidas orientadas al abastecimiento de medicamentos y alimentos, sobre la base de contribuir a promover su producción e importación", señaló Claudio María Cellí, enviado del Vaticano a los periodistas.

Por otro lado, Carlos Ocariz, alcalde del municipio caraqueño Sucre, y representante de la MUD en la mesa, aseguró haber logrado nuevas liberaciones de opositores encarcelados.

"Se logró el respeto a la autonomía, constitucionalidad y atribuciones de la Asamblea Nacional (…) liberaciones de personas detenidas", señaló el alcalde.

Esos acuerdos coinciden con un reciente comunicado emitido por el Gobierno de Nicolás Maduro, en el que solicita a la oposición cesen los ataques de orden político, económico y social, pero aplaude la instalación de la mesa de negociación.

Carta emitida por el Gobierno venezolano

"El Presidente Nicolás Maduro ha propuesto la construcción de un amplio consenso con todo el pueblo de Venezuela para la edificación y consolidación de un tiempo de prosperidad económica, de felicidad social y de plena soberanía", dice el texto.

Sin embargo, pide a la Mesa de la Unidad Democrática el cese a "la campaña de odio, la violencia política y criminal con fines políticos", así como "la agresión contra nuestra economía", y advierte que los opositores "no lograrán acorralar" al Gobierno.

"Cese al odio y a la violencia psicológica, racial, política y criminal y a las campañas de odio entre compatriotas venezolanos", señala el texto.

Te puede interesar