Las centrales obreras consideraron la cifra "no satisfactoria". (Foto: AFP)
Las centrales obreras consideraron la cifra "no satisfactoria". (Foto: AFP)

El Gobierno de , sin el acuerdo de los gremios laborales, dispuso un aumento del mímino vital y móvil en $16.000, un aumento del 35% que se pagará en tres cuotas, según informó La Nación.

Esta decisión se tomó durante el Consejo Nacional del Salario Mínimo que se reunió en la sede del ex ministerio de Trabajo, donde convergieron funcionarios, sindicatos y cámaras empresarias y que tuvo el rechazo de las centrales obreras que consideraron la cifra "no satisfactoria".

Los gremios muestran su descontento por el impacto que tendrá la devaluación y la esperada inflación en la canasta básica de alimentos.

El salario mínimo estaba en US$12.500 y el Gobierno fijó un aumento del 13% para agosto, 12% para setiembre y 10% para octubre, no acumulativo.

Como se recuerda, cuando Mauricio Macri asumió su gestión, el salario mínimo vital y móvil representaba el 58% de la canasta básica. Antes del aumento que se anunció hoy, era equivalente al 40%.

Peso se deprecia 7,05% en turbulenta semana

La moneda argentina se depreció 1,64% este viernes, con un tipo de cambio de 61,55 pesos por dólar, y acumuló una pérdida de 7,05% a lo largo de la semana en la que el gobierno anunció que buscará un aplazamiento de los pagos de deuda.

En un intento por moderar la caída de la moneda, el Banco Central ha utilizado alrededor de 300 millones de dólares diarios para intervenir en el mercado cambiario, pero sin lograr que se detenga la depreciación.

Hasta el jueves, las reservas internacionales habían caído 2.226 millones de dólares, desde los 58.267 millones con que cerraron el 23 de agosto.

El Banco Central anunció este viernes que las entidades financieras deberán solicitar autorización a la entidad antes de girar al exterior sus utilidades, la primera medida de control de capitales que toma Argentina en medio de la crisis económica.

El miércoles, el ministro de Hacienda Hernán Lacunza anunció que Argentina pidió al Fondo Monetario Internacional un aplazamiento de los vencimientos del préstamo por unos 57.100 millones de dólares que le otorgó el año pasado cuando una corrida cambiaría detonó la crisis económica argentina.

Los primeros vencimientos de ese crédito, del que el país ha recibido ya 44.000 millones de dólares, están previstos en 2021.

El gobierno reprogramó la cancelación de letras a inversores institucionales e intenta una medida similar para los bonos.

Con información de AFP.

TAGS RELACIONADOS