(AP)
(AP)

El gobierno de embistió hoy contra el a través de una propaganda difundida por la televisión estatal, al considerar que su actividad configura una "cadena nacional ilegal", y le advirtió que si antes del 7 de diciembre no activa un plan de desinversión, "el Estado se verá obligado" a llamar a concurso público para adjudicar sus licencias.

"Si el no acepta la ley antes del 7 de diciembre, el Estado se verá obligado a llamar a concurso público, garantizando las fuentes de trabajo, para adjudicar aquellas licencias que excedan el máximo autorizado por la norma", se advierte en el spot.

El mensaje fue difundido esta tarde durante una pausa de los programas Automovilismo para Todos y Fútbol para Todos, antes del comienzo del partido entre San Lorenzo y Vélez Sarsfield, similar a los que se emitió en otras transmisiones oficiales de eventos deportivos contra los gobiernos de la Ciudad de Buenos Aires y de Córdoba.

En el spot, que fue firmado por la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), se remarcó la fecha de 7 de diciembre como el día de la puesta en vigencia del artículo 161 de la nueva Ley de Medios, aprobada hace tres años y recurrida por "inconstitucional" ante la justicia.

Asimismo, la entidad señaló que "el Estado argentino no va a expropiar ni estatizar medios de comunicación", y señaló que busca que se cumpla la nueva Ley de Medios, al considerar que la norma "democratiza la información".

En ese sentido, recordó que el grupo editorial tiene "más de 240 sistemas de cable, 9 radios AM, 1 FM y 4 canales de TV abierta", todas adjudicaciones previas a la Ley de Medios y, sin atender a que hay un amparo judicial vigente, consideró que esa empresa configura "una verdadera cadena nacional ilegal".

Al remarcar como sigla '7D', en alusión a la fecha del 7 de diciembre, la propaganda puntualizó que la letra 'D' aludía a "diciembre, diversidad y democracia".

Vea el spot que advierte al Grupo Clarín sobre posibles sanciones