De la Calle dio declaraciones desde La Habana. (AP)
De la Calle dio declaraciones desde La Habana. (AP)

El Gobierno de Colombia y las cerraron hoy en otro ciclo de sus diálogos de paz sin haber alcanzado aún un acuerdo sobre el tema de la participación política y con un cruce de críticas sobre la eficacia, las iniciativas "unilaterales" y los tiempos del proceso.

La decimocuarta ronda de las negociaciones, que serán retomadas el 3 de octubre, concluyó con un comunicado conjunto en el que las partes afirman seguir "avanzando en la construcción de acuerdos" sobre participación política, segundo punto de la agenda del diálogo y en debate desde junio pasado.

Según la declaración, en las últimas semanas la mesa avanzó "en la redacción de distintos mecanismos de participación ciudadana y diálogo social".

Pese a ello, el desarrollo de esta etapa parece haber azuzado las diferencias del gobierno de y las FARC sobre los propios tiempos de la negociación, y sus posturas en temas claves del proceso como el mecanismo para refrendar un eventual acuerdo de paz.

El jefe de los negociadores del Gobierno, el exvicepresidente , fue firme hoy al pedir a las FARC menos retórica y más eficacia para construir acuerdos "porque la paciencia de los colombianos no es infinita".

Por su parte, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) insistieron hoy en sus reproches a Santos por haber presentado de forma "unilateral" al Congreso una como mecanismo para validar los eventuales acuerdos de la mesa.

Las FARC criticaron, asimismo, que en el curso de este ciclo no se les haya "permitido" intercambiar con los congresistas y políticos colombianos que invitaron a La Habana para explicar sus puntos de vista sobre el tema.

Los foros precederán a la discusión en La Habana del tema del narcotráfico, punto que sigue al de la participación política en la agenda del proceso que tiene sede permanente en la capital cubana.