La cantante Ariana Grande salió a las calles de los Ángeles a protestar por la muerte de George Floyd. (Foto: Composición Twitter)
La cantante Ariana Grande salió a las calles de los Ángeles a protestar por la muerte de George Floyd. (Foto: Composición Twitter)

La consigna resuena por todas partes: “Black lives matter” (las vidas negras importan). Un lema asociado a un movimiento con mucha historia en ., que empezó en redes sociales entre 2013 y 2016 para luchar por la igualdad racial, y que ahora ha resurgido con el asesinato de , un hombre de raza negra que murió luego de que un policía blanco de Minneapolis lo asfixiara al poner su rodilla en su cuello por 8 minutos y 46 segundos, generando una de las más poderosas protestas contra el racismo y por los derechos civiles desde el asesinato de Martin Luther King, en 1968.

‘Black lives matter’ se originó tras la muerte del joven afroamericano Trayvon Martin, ocurrida en febrero de 2012. El estudiante de 17 años fue asesinado de un balazo, a pocos metros de su casa, por el vigilante George Zimmerman, quien le disparó porque le pareció sospechoso que llevara la capucha puesta y las manos dentro de su polera, aunque el adolescente solo llevaba dulces y té. Ello causó graves protestas, pero la indignación creció cuando el homicida fue absuelto del asesinato con el argumento de que actuó en defensa propia.

MIRA: Manifestaciones por muerte de George Floyd no dan tregua en el mundo [FOTOS]

Entonces tres jóvenes líderes de la comunidad negra, Alicia Garza, Patrisse Cullors y Opal Tometi, crearon el hashtag #BlackLivesMatter para que la gente expresara su enfado, convirtiendo el lema en tendencia. Inmediatamente se transformó en un movimiento muy visible e importante, porque tuvo la particularidad de contar con el respaldo de celebridades del mundo del cine, la música, el arte, y hasta el deporte, como Serena Williams, quien apoyó la causa desde el primer día.

DECISIVO RESPALDO

Una de las abanderadas de este movimiento es Beyoncé, quien tras la muerte de George Floyd publicó un video en Instagram pidiendo justicia: “Todos fuimos testigos de su asesinato a plena luz del día. No podemos normalizar este dolor”, escribió.

En un discurso de ocho minutos subido a su cuenta de Twitter, Dwayne Johnson ‘La Roca’ realizó una fuerte crítica al manejo que ha tenido el mandatario Donald Trump ante la revuelta social surgida tras la muerte de Floyd.

Meghan Markle –que sabe de racismo porque lo sufrió su familia y lo vivió en su paso por la monarquía británica– envió un potente mensaje, rechazando el racismo y subrayando la importancia de alzar la voz frente a las injusticias de la que son víctimas los afroamericanos.

Pero el apoyo no solo proviene de comentarios, también se materializa. Por eso, cantantes como Katy Perry, Ariana Grande, Justin Bieber y actores, como Mark Ruffalo, Steve Carell y Don Cheadle se unieron para reclamar justicia y, como un gesto de solidaridad, pagaron las fianzas de los detenidos por protestar en las calles.

Ariana Grande ha ido más allá, pues también decidió unirse a las miles de personas que expresaron en las calles de Los Ángeles su rechazo al abuso y la discriminación, tal como lo hicieron otros famosos, como el director de cine Quentin Tarantino, los actores Ben Affleck y Jamie Foxx y la cantantes Halsey, así como Paris Jackson.

Además, Michael Jordan, que en el pasado fue criticado por no comprometerse con causas raciales, se sumó a la protesta mundial y anunció una donación de 100 millones de dólares a diversas organizaciones que trabajan por la igualdad racial y la justicia social en EE.UU.

Sin duda los millones de seguidores y la gran influencia de las celebridades en las redes sociales constituyen un altavoz que ayuda a poner fin a la desigualdad y el racismo.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR


TAGS RELACIONADOS