Isatou Nyang fue la primera femenina de en Londres 2012. Entrena cuatro veces por semana. Ella es una de las mejores deportistas de su país jugando al baloncesto en su silla de ruedas, informa Deutsche Welle.

A pesar de este gran logro, Isatou, como la mayoría de las personas discapacitadas de Gambia, no recibe ningún tipo de ayuda social. Isatou Nyang es madre soltera de dos hijos.

Para una mujer que está limitada por una silla de ruedas, existen pocas oportunidades laborales. Así, Isatou pasó mucho tiempo pidiendo ayuda en la calle. Pero tiene grandes planes: el 2020, Isatou Nyang quiere participar en los Juegos Paralímpicos de Tokio. Un informe de Dáša Raimanová.

Atleta paralímpica. (DW)

TAGS RELACIONADOS