Mark Zuckerberg se echó un balde de agua helada encima para apoyar fundación que lidera las investigaciones sobre el mal de Lou Gehrig. (Facebook)

El fundador de la red Mark Zuckerberg se echó un balde de agua helada encima y ahora quiere que el gurú de Microsoft, , asuma el desafío, pero por una buena causa.

El Ice Bucket Challenge (desafío del balde de agua helada, en español), que se ha vuelto frenéticamente viral en Estados Unidos en las últimas semanas, fue ideado con la intención de crear conciencia y recaudar fondos para la lucha contra el mal de Lou Gehrig o (ELA).

El juego consiste en que las celebridades se vuelquen encima un cubo de agua helada y desafíen a otra personalidad de renombre a que hagan lo mismo, o de lo contrario tienen que hacer una donación para la (ELA), que lidera las investigaciones sobre el mal de Lou Gehrig.

En el video que publicó en su cuenta en Facebook, contó que había sido nominado por el gobernador del estado de Nueva Jersey Chris Christie y que aceptó el desafío.

Entonces, nominó al magnate y cofundador de Microsoft Bill Gates, a la ejecutiva de Facebook Sheryl Sandberg y al director de la red proveedora de videos en línea Reed Hastings.

"Gente, tienen 24 horas para aceptar el desafío o tendrán que hacer una donación a la Fundación ALS, o las dos cosas", dijo.

El cantante y actor Justin Timberlake, el actor Mickey Rourke y algunas estrellas del deporte ya han participado del juego.

Incluso lo hizo la viuda de 86 años de Robert Kennedy, Ethel Kennedy, quien luego nominó al presidente . Pero el gobernante estadounidense prefirió hacer la donación.

De acuerdo a la Fundación ALS, con este esquema han logrado recaudar US$5,7 millones desde el 29 de julio.

La esclerosis lateral amiotrófica es una enfermedad neurodegenerativa que mata las neuronas motoras y a la larga provoca la paralización del paciente.