En otros países como Eslovaquia, Moldavia y Hungría también se registraron más decesos. (AP)
En otros países como Eslovaquia, Moldavia y Hungría también se registraron más decesos. (AP)

El balance vidas que cobró la , que persistirá al menos hasta la semana próxima, aumentó este martes, especialmente en el este del continente, hasta los 450 muertos.

En , donde por lo menos 136 personas murieron de frío desde el 27 de enero, las temperaturas bajarán hasta -30°C el fin de semana, según los servicios meteorológicos.

En los países del Este, el frío mata sobre todo a personas sin vivienda o en estado de ebriedad.

El número de muertos en aumentó a 68, con seis fallecidos en las últimas 24 horas, anunció la Policía, y en se reportaron 23 fallecimientos, otros 10 en y uno en .

En la , un hombre de 44 años murió de frío en una cabaña en los suburbios de Praga, lo que elevó a 24 el número de muertos, según la agencia de prensa CTK.

En , el balance oficial era este martes de 38 muertos. En , se han registrado 16 fallecidos desde fines de enero, y otros ocho por las inundaciones del lunes.

En el balance aumentó a 26 muertos, en especial tras el descubrimiento del cuerpo congelado de un camionero que se quedó dormido en su vehículo. En el norte del país, la temperatura cayó a -25°C.

La ola de frío, que con nieve, lluvias torrenciales y granizo, se extendió al otro lado del Mediterráneo, hacia el norte de África, ya ha causado 25 muertos desde el viernes en , muchos por intoxicación provocada por gas o en accidentes de carretera.