Palestinos intentan realizar sus actividades diarias. (Reuters)
Palestinos intentan realizar sus actividades diarias. (Reuters)

AFP (Gaza)La recupera hoy un semblante de normalidad en el segundo día de un alto el fuego de 72 horas, pero sigue pendiente de la difícil mediación emprendida por Egipto para prolongar la tregua entre y el movimiento islamista .

En el territorio palestino, los gazatíes parecían confiar en la viabilidad del y que entró en vigor el martes a las 8 a.m. (05:00 GMT), a diferencia de los anteriores que no se cumplieron hasta el final.

Los representantes israelíes y palestinos enviados a El Cairo deben ahora transformarlo en tregua duradera en unas negociaciones indirectas a través de , mediador habitual de estos conflictos como gran vecino y uno de los dos únicos países árabes en haber firmado un acuerdo de paz con Israel.

Las negociaciones se anuncias complicadas, con exigencias a primera vista irreconciliables y una multitud de actores con intereses divergentes.

El ejército israelí anunció , pero está dispuesto a responder a cualquier ataque, advirtió.

Los gazatíes por su parte han reabierto sus mercados y sus bancos. Decenas de pescaderos han vuelto a faenar por primera vez en semanas. Los policías volvían a controlar el tráfico en la ciudad mártir de Rafah.

Algunos empezaron a arreglar sus casas y sus tiendas. Otros, cuyas viviendas fueron totalmente destrozadas, en Shujaiyea, Tuffah o Beit Hanun, seguían viviendo en refugios. Casi 500,000 personas han sido desplazadas por la guerra, según las organizaciones humanitarias.

Los servicios de emergencia palestinos despejaban las calles y buscaban entre los escombros los cuerpos que no pudieron recuperar antes en Shujeaiya y Juza, informaron corresponsales de la AFP.