Israel despliega más baterías antimisiles. (AFP)
Israel despliega más baterías antimisiles. (AFP)

desplegó el sábado su octava batería antimisiles para hacer frente a un lanzamiento mayor de lo esperado de cohetes desde , mientras el ejército atacaba posiciones en el enclave palestino por quinto día consecutivo, matando a 15 personas, según fuentes médicas.

El Estado judío mantuvo abierta la opción de una posible ofensiva terrestre en la poblada Gaza, a pesar de la presión internacional para negociar un alto el fuego en el conflicto, que ha causado 121 muertos en el enclave palestino desde el martes.

Residentes dijeron que una mezquita en el centro de la Franja de Gaza fue bombardeada y reducida a escombros. El ejército aseguró que en ella había un arsenal de armas.

Los lanzamientos de cohetes del movimiento islamista y sus aliados, algunos de los cuales han llegado a más de 100 km de distancia de Gaza, no han matado a nadie hasta ahora, debido en parte a las intercepciones del escudo defensivo israelí 'Cúpula de Hierro', financiado en parte por Estados Unidos.

Pero la búsqueda de refugios se ha convertido en rutina para cientos de miles de israelíes, y unos 20,000 reservistas han sido movilizados para una posible incursión en Gaza, según el ejército.

Israel dijo que estaba determinado a poner fin a los ataques transfronterizos con cohetes que se intensificaron el mes pasado después de que sus fuerzas arrestaron a cientos de activistas del movimiento islamista Hamas en Cisjordania, tras el secuestro de tres adolescentes judíos que más tarde fueron hallados muertos.

Un joven palestino luego murió en Jerusalén, en un supuesto ataque de venganza.