notitle
notitle

Internacionalista

Mujica fue elegido en la cresta del ciclo de los pos-comunistas del Foro de Sao Paulo. En Uruguay llegó Mujica, en Brasil Lula, en Argentina los Kirchner… El ciclo ha terminado y se necesitan otras políticas, que implican una modificación profunda de los equilibrios latinoamericanos.

Mujica ha sido un líder idiosincrático por su originalidad rural, pero no es diferente a Lula. Son viejos comunistas que crearon el Foro de Sao Paulo un año antes de la desaparición de la Unión Soviética, agruparon a todas las asociaciones extremistas –incluyendo al MRTA– y, en medio de la confusión de finales de los 90, llegaron al poder.

Lacalle representa lo mismo que Aécio Neves en Brasil: el cambio, el regresar a una política de sentido común. Vázquez es el continuismo de una fórmula gastada. ¿Qué más puede ofrecer el socialismo del siglo XXI a América Latina? Esos países se hunden en la corrupción y el clientelismo con el uso de fondos públicos. Eso ha terminado.

Así como hubo primero un ciclo liberal y se privatizó, y luego vino el ciclo comunista (Mujica), ahora ese ciclo está gastado. Así es la política.