El perro sustituye a Philae, la labrador del ex presidente François Hollande que la federación de antiguos combatientes franceses de Montreal le regaló en diciembre de 2014. (Getty)
El perro sustituye a Philae, la labrador del ex presidente François Hollande que la federación de antiguos combatientes franceses de Montreal le regaló en diciembre de 2014. (Getty)

El 28 de agosto se integró un nuevo miembro al Elíseo. Se trata de 'Nemo', el perro cruce de raza labrador y grifón que el mandatario francés, , adoptó del refugio de la Sociedad Protectora de Animales (SPA).

El "perro de la Nación" recibió su nombre en honor del sombrío y misterioso capitán Nemo, protagonista de la novela de Julio Verne "Veinte mil leguas de viaje submarino", por la que Macron siente una especial predilección.

Los labradores son una tradición presidencial en Francia, los últimos cinco presidentes han tenido el suyo. Hace unos meses, por ejemplo,
'Philae', la labrador del ex presidente François Hollande, dejó el Elíseo con el cambio de mando.

El joven jefe de Estado ha roto con la costumbre al acudir a un centro de animales y escoger a un animalito sin pedigree pero con mucho amor para dar. 

Nemo es el nuevo inquilino del Elíseo y ha demostrado sentirse muy cómodo en su nuevo hogar. (Getty)
Nemo es el nuevo inquilino del Elíseo y ha demostrado sentirse muy cómodo en su nuevo hogar. (Getty)

La primera dama,  —quien nunca había tenido un perro en su hogar— fue quien emprendió la búsqueda del can, y confesó que cuando vio a Nemo sintió amor a primera vista. La pareja pagó  los 250 euros correspondientes que exige una adopción de este tipo y rechazaron rotundamente a que se lo regalara la SPA, como se lo ofrecieron en un principio.

"La primera dama dio unos 'criterios' según los cuales la protectora buscó a un candidato ideal, que se convirtió en la nueva mascota de los Macron y antes se llamaba Marin. El hecho de que un presidente adopte es un acto inédito con un fuerte simbolismo. Es el 'primer perro' de Francia y estamos muy orgullosos", comentó la presidenta de SPA, Natacha Harry, al diario El País.

El gesto no es pequeño, se sabe que Francia es el país europeo en el que más animales son abandonados por sus propietarios.