(EFE/Facebook)
(EFE/Facebook)

Un joven militante antifascista que fue agredido el miércoles por un grupo de neonazis o 'skinheads' falleció hoy, informaron a EFE fuentes judiciales.

Clément Méric, de 18 años de edad y estudiante de la prestigiosa universidad de Sciences Po, se encontraba en el hospital Pitié-Salpêtrière en estado de muerte cerebral.

En la Fiscalía que está al frente del caso se informó que la investigación todavía no ha finalizado, y que las cuatro personas detenidas hoy, entre las que se cree que está el presunto culpable, permanecen retenidas en las dependencias policiales.

La Policía dispone de numerosos testigos porque el ataque tuvo lugar a plena luz del día y en una concurrida calle de la capital, cercana a los grandes bulevares y a la estación de Saint Lazare.

El fallecido, conocido por su militancia de izquierda, estaba con tres amigos en una tienda cuando entró en el local un grupo de "cabezas rapadas". El altercado verbal entre uno y otro grupo hizo que la tienda los desalojara y que la pelea continuara en la calle, donde algunos testigos citados por la prensa, señalan Méric recibió un violento puñetazo y, al caer, se golpeó la cabeza contra un poste de hierro, lo que le hizo perder el conocimiento.

Los agresores huyeron, y la Policía revisa las imágenes de videovigilancia y las declaraciones de los testigos de la agresión que, hasta ahora, no ha sido denunciada por los amigos de la víctima.

CONDENAN VIOLENCIAEl acto fue condenado hoy por toda la clase política, empezando por el presidente, , que desde Tokio, donde está de visita oficial, dijo que dio "las instrucciones más firmes para que los autores de ese acto odioso puedan ser detenidos lo antes posible".

La presidenta del Frente Nacional, Marine Le Pen, declaró que su partido de ultraderecha "no tiene nada que ver" con los responsables de ese ataque "inadmisible e insoportable", y el ministro del Interior, Manuel Valls, hizo además un llamamiento a la prudencia en las declaraciones, alegando que "hay un clima que favorece este ambiente de odio".