(Internet)
(Internet)

El debate sobre la eutanasia fue reactivado en con la entrega a de un informe que entreabre la puerta al y el anuncio por el presidente de un proyecto de ley al respecto, que será presentado en junio próximo.

El informe denuncia la "sordera" de los médicos frente al "sufrimiento psíquico" de los enfermos terminales.

Hollande "tomó nota" de que la legislación actualmente en vigencia en Francia "no permite responder a todas las preocupaciones legítimas expresadas por las personas aquejadas de enfermedad grave e incurable", y que hay que modificarla, anunció hoy un comunicado de la Presidencia francesa.

El informe, preparado por el profesor de medicina Didier Sicard, expresidente del Comité francés de ética, propone dar un paso hacia la eutanasia activa al abrir la posibilidad de un suicidio asistido en ciertos casos de enfermedad incurable y evolutiva.

Sicard propone asimismo escuchar anticipadamente los deseos manifestados respecto al fin de vida por una persona en buen estado de salud o al descubrirse una enfermedad grave.

Aboga también por un fin de vida más digno para los pacientes cuyos tratamientos fueron interrumpidos a pedido suyo o de su familia.

Sobre esos tres puntos, el Gobierno galo consultará al Comité de ética antes de redactar el proyecto de ley.

Hollande se pronunció en su programa electoral en favor de una "asistencia médica para terminar la vida con dignidad", pero esa asistencia debe hacerse con "condiciones precisas y estrictas".